‘LA COMUNICACIÓN CONSCIENTE COMO UN MEDIO DE TRANSFORMACIÓN GLOBAL’

Las organizaciones necesitan tomar consciencia de que la productividad de sus empleados, desde el de más alto rango al más pequeño, va relacionada directamente con la comunicación positiva que haya con el entonro de trabajo. Los beneficios cualitativos son igual de importantes que los cuantitativos.

Las empresas pueden ser agentes de cambio y

contribuir a la solución de las grandes problemáticas sociales y ambientales.

“Todo conflicto externo surge de un conflicto interno.”

En cualquier conflicto hay una parte que quiere tener la razón, y la otra que quiere tener la razón también. Siempre desde una realidad subjetiva. No es importante quién tenga la razón, ya que al final si tomamos el conflicto desde una actitud de crecimiento y cooperación, nos evitaremos una competición que lo único que genera es malestar en todas las personas implicadas, y que se expandirá como una honda, ya que el conflicto cobrará vida propia.

Una comunicación consciente beneficia a todos, pasar de competir a compartir crea unidad lo que conlleva a un crecimiento más consciente y alineado con hacer del mundo un lugar mucho mejor, las personas no estamos creadas para competir sino para construir y compartir.

A nivel personal, el conflicto se genera desde el desequilibrio entre esas dos vocecitas de la mente que están en constante parloteo, entre el miedo y el deseo, y las emociones negativas que actúan como patrones emocionales y mentales adquiridos en las personas desde la infancia, a eso se le suman los condicionamientos limitantes, el resultado de todo esto se llama EGO. ¿Pero qué pasa cuándo esas dos vocecitas están de acuerdo? Se sale de un estado inconsciente y se pasa a un estado de consciencia, donde las personas pueden generar cambios muy importantes no sólo en ellos sino en todo lo que les rodea, convirtiéndose en un referente.

Las personas en general siempre señalan hacia al exterior a la hora de acusar a otros de los conflictos, muy pocas son conscientes de su responsabilidad a la hora ya no tan sólo de generarlo sino también de potenciarlo.

El cuidado es importante a la hora de poder crear confianza y sentimiento de pertenencia, exigir sin facilitar crea un ambiente de descontento que genera problemas no solo en el entorno laboral sino tambien en el personal en cambios de estados de ánimos en las personas.

Conseguir un equipo alineado en el mismo propósito de misión y valor de una organización es complicado, pero no imposible, pero conseguir que una organización sea leal a sus principios, y sobre todo consciente de lo que representa su transformación a nivel organizacional en el cambio social no debe ser una misión imposible de plantear sino de vital importancia para todos, porque el cambio es una necesidad real desde una comunicación positiva y transformadora para todos.

CONFLICTOS INTERNOS:

1- Los conflictos internos parten de la base de lo que “Yo quiero o Yo no quiero”, puede generar sufrimiento a nivel interno que acaba expandiéndose hacia los demás.

2- El ego es la falsa personalidad que surge de la experiencia de vida de la persona, equilibrar el diálogo interno es la misión principal para evitar los conflictos internos.

3- Los condicionamientos y creencias limitantes generadas por: la familia, la educación, la sociedad, el entorno, los medios de comunicación, etc. son un factor determinante para los conflictos internos.

4- El miedo y el deseo son los dos ejes que generan el conflicto interno, que dependerá siempre del ego – experiencia de vida – de la persona.

5- La interpretación de las circunstancias variará dependiendo de las personas, por lo cual la circunstancia en sí no es el objeto a resolver sino la reacción a ella.

CONFLICTOS EXTERNOS:

1- Se genera al tomarse cualquier acción externa como algo personal.

2- El observador y lo observado es lo mismo.

3- Nada externo te afecta si tú no lo permites.

4- Tú implicación en el conflicto puede ser directa o empatizando, la empatía alimenta tan sólo tu ego, la comprensión de las circunstancias de los demás o la compasión no debe mezclarse con vivir algo externo como si fuera tuyo, porque siempre vas a responder desde tu experiencia de vida, y desde tus patrones mentales o emocionales, por lo tanto no es real.

5- Cualquier conflicto es una oportunidad para utilizarlo como un aprendizaje y una transformación interna.

6- ¿Qué puedo aprender de esta experiencia? ¿Por qué me está sucediendo esto y cuál es el mensaje que trata de comunicarme? ¿Cómo puedo hacer que esta experiencia sea útil para todas las personas implicadas?

Estamos en una sociedad de cambios, donde muchas personas y empresas durante estos últimos años se han reinventado, al entrar en la incertidumbre del mercado laboral por un lado y personal por otro, donde las crisis personales han generado grandes transformaciones sociales, se ha roto una creencia de que casi todo era para toda la vida, una seguridad en forma de burbuja que ahora queda pendiente de un hilo.

Nuestra visión de la vida está ahora mucho más abierta a un cambio personal a nivel interno que lleva de la mano un cambio social. Ese cambio de consciencia abarca todas las áreas de la vida, una de ellas las organizaciones o empresas.

El modelo tradicional se queda obsoleto en muchas de sus estructuras jerarquizadas, y los modelos de negocio cambian, buscando conexiones más humanas y personales, las misiones y valores que un día se pusieron de moda, y que vendían desde un marketing deshumanizado, no acaban de coincidir con la realidad de las organizaciones, el afán de competición, los conflictos internos, la inseguridad laboral, el mercado financiero, han dado como resultado acciones en contra de lo más importante que tiene cualquier organización el factor humano.

¡CAMBIA TÚ Y CAMBIARÁ TU EMPRESA!

DESARROLLO DE HABILIDADES DE GESTIÓN DE CONFLICTOS:

¿Tienes una empresa que se preocupa por el bienestar de sus empleados?

¿Existe transparencia en el comportamiento de los mandos directivos?

¿Tienes una empresa que se preocupa por crear un impacto social o medioambiental?

¿Hay en tu empresa una buena comunicación y gestión de conflictos entre los diferentes mandos directivos o intermedios y el resto del personal?

¿Concuerdan la misión y valores de tu empresa con la realidad del día a día?

¿Crees que tu empresa necesita una implantación de mediación y resolución de conflictos en fin de crear un ambiente pro-activo y una comunicación basada en una transformación en positivo de los conflictos como un medio de crecimiento y aprendizaje? (comunicación no-violenta)

¿Quieres que tu empresa sea un referente con un compromiso social y medioambiental real?

¿Qué aporta tu empresa a la comunidad a nivel cívico y donaciones?

¿Revisa tu empresa el comportamiento ético, la conducta profesional y la interacción tanto a nivel interno entre compañeros (personal de la empresa) y clientes o proveedores?

¿PARA QUÉ SIRVE?

            Para poder hacer una correcta mediación y resolución de conflictos en cualquier empresa, el primer paso lo tienen que dar desde la dirección y mandos intermedios. Una buena comunicación es vital para que la empresa se expanda de manera consciente con un propósito común.

            No se puede ver a la empresa como un enemigo, ni al trabajador como una persona sin derechos, esos cambios no se producen desde el exterior desde organizaciones que tan solo fomentan la separación de las dos partes, sino desde el interior.

¿QUÉ APORTA A CADA UNO DE LOS PARTICIPANTES DESARROLLAR NUEVAS HABILIDADES DE GESTIÓN DE CONFLICTOS?

Una transformación personal que generará un cambio en todos los ámbitos de su vida.

Una nueva visión de la empresa donde podrá gestionar la ansiedad y el estrés.

Superar el miedo a la incertidumbre, y unas herramientas imprescindibles y personalizadas, según la interpretación y respuesta de cada persona a los conflictos.

Un cambio en el ambiente de trabajo que le llevará a una mayor rendición profesional.

Aprender a aceptar lo que realmente está ocasionando el conflicto, y a soltar para poder avanzar.

Grupos mínimos de 8 personas.

La duración del taller es 4 horas semanales total 16h. diarias divididos en cuatro semanas.

El método que se utiliza es muy innovador y efectivo. Dando resultados a muy corto plazo.

Es imprescindible una actitud positiva, voluntad y constancia en los participantes para que el resultado sea el óptimo deseado.

Opción intensivo 2 días o fin de semana.